chiste corto de bares y pubs

Entra un hombre un poco “lelo” a un prostíbulo y pregunta:
– ¡Oiga!, ¿cuánto cuesta una prostituta?
– Depende del tiempo.
– Bueno… supongamos que llueve….

  •  
  •  
  •